Documento sin título Documento sin título Documento sin título
   
   
Publicidad
 

Enviar a un amigo
Tu nombre
Correo de tu amigo

La Grafología, así como los gestos, tiene la gran ventaja de que es un idioma universal. No importa cual uses, los gestos fijos siempre estarán allí, porque en realidad lo que nos importa son los rasgos de la letra y no su contenido. El contenido por el contrario nos puede tornar subjetivos, cosa que no deseamos porque vicia nuestro análisis.
Un viejo refrán reza “dime con quien andas y …”, yo te diría: “dime cómo escribes y te diré quién eres”
 
  Cualquier trazo que comience por debajo de la línea base, refleja resentimiento
  Escrito por: Elsa Figueredo     Fecha: 15/11/2008

¿Te gustaría averiguarlo? Puedes buscar tus escritos o escribir este de Maxwell Maltz:

Mientras sigas alimentando el resentimiento, es literalmente imposible que te veas como una persona responsable, independientemente y automáticamente, dueña de su propia alma y de su destino. La persona resentida entrega las riendas de su destino a los demás. A ellos les permite dictar qué sentirán, cómo actuarán… El resentimiento, por lo tanto, no es compatible con las metas de la creatividad. En la consecución de estas metas, tú eres actor, no receptor pasivo. Tú defines tus propias metas. Nadia te debe nada…te conviertes en le responsable de tu propio éxito y felicidad. El resentimiento no tiene lugar en este cuadro. ¿Qué encontraste? Ahora pon atención en:

Documento sin título
La presión de la pluma sobre el papel ¿es fuerte o leve?
¿Hay pequeños ganchos por debajo de la línea base donde comienzas cada palabra?











Primero: La manera más sencilla de averiguarlo es colocando cualquier papel, una regla o cualquier otro objeto recto en la línea base, puedes cubrir además las letras de las Zonas Centrales y Superior. No es casual que a este trazo se le llame, trazo de trampolín.
Segundo:
La presión revela el rigor de la emoción y el tiempo en que nos conservamos aferrados a los recuerdos.
Tercero: ¿Ves pequeños ganchos exactamente ahí donde comenzaste? nos dice que estas enganchado a tu Resentimiento. Otro dato es que la zona donde se inicia tu trazo nos indica de dónde proviene la actitud. La zona donde acaba nos indica dónde la abandonas. El trampolín siempre comienza por debajo de la línea base, donde habitan las experiencias emocionales del pasado. Se puede abandonar en la Zona Superior, lo que señala que permanecen en la mente y en la imaginación, o bien se pueden abandonar en la Zona Central, lo que indica que estás manifestando esta actitud en la vida diaria. No obstante, hay personas que sufren un profundo resentimiento, y se han liberado de este trazo, su resentimiento se vivificará en otras formas de escritura. No obstante, te aseguro que toda persona en que se observa este trazo lamentablemente, tiene una reserva de Resentimiento a la mano.
Reconozcamos de entrada que el Resentimiento está todo lleno de recuerdos de supuestas injusticias o agravios emocionales que nos resistimos a abandonar. Nos sujetamos con fuerza a estos recuerdos y no salimos ganando para nada, pues solo conseguimos argumentar nuestros sentimientos y juicios negativos que nos estanca el crecimiento personal. El resentimiento es un árbol que desentona en todo el centro de nuestro hermoso jardín, que estorba a la felicidad y a la salud, sus frutos envenenan, aún así, cobijamos esta fruto malvado, con un abrazo posesivo, gritamos “¡Tengo derecho a estar resentido¡” le pusimos pega al piso y nos paramos allí para nunca más tener la tentación de asumir y culpar al pasado y a toda una variedad de personajes de nuestras actitudes o nuestras circunstancias del presente. Pienso que una vez que lo subimos a la parte consciente, este pierde poder, sobre todo porque ya estamos enterados y atentos ante la tentación de usar estos rasgos. Podemos empezar por dibujar nuestra letra sobre la línea base con una curva suave. Se que es duro desprenderse, de una mente que se estuvo entrenando para decirnos que tenemos derecho a manifestar estas actitudes, que nos hacen revivir repetidamente un pasado que nos deja impotentes para crear un presente de alegrías y de vitalidad y en cambio, es nuestro corazón es el que paga los platos rotos. Dejaremos el pasado en el pasado.

Las actitudes que se reflejan en los trazos de trampolín provienen de la memoria, ¿y si yo te dijera que la memoria no es la depositaria absoluta de la verdad? ¿Que en muchas formas la remodelamos, la distorsionamos y la reordenamos a nuestra entera conveniencia como medio para justificar nuestras actitudes y nuestra conducta?

Si esto no te ha convencido, espera que termine con la próxima entrega, escríbeme, dame tu opinión sobre lo leído y si te gustaría compartir lo que tengo que decirte sobre la manera de ir aminorando ese árbol venenoso que nos daña nuestro paraíso en la tierra.
 
 
Seguimos en contacto
     
       

 

Tus comentarios, preguntas u opiniones las valoro enormemente
Te sugiero que:

  • Evites hacer cualquier comentario que pueda considerarse apología al delito o a la violencia.
  • No escribas tu comentario todo en letras mayúsculas,  ya que en Internet es lo mismo que gritar.
  • Desde luego, no uses palabras obscenas.
  • Si tu comentario ocupa más espacio del asignado para ello, puedes enviar el link de la página que lo contenga.
  • Por razones de seguridad y respeto a los planteamientos de nuestros usuario, para poder hacer tus comentario es necesario que estés registrado como usuario.
Olvidé mi contraseña / Registrarme ahora

Comentarios a
Cualquier trazo que comience por debajo de la línea base, refleja resentimiento

Escribe aquí tu comentario
 

 
cesar dice:
Fecha: 17/11/2008

si logro subir el trazo se elimina el resentimiento????
es buena tu tecnica..
exito
 
Mara dice:
Fecha: 26/11/2008

Es de mucha ayuda, siempre y cuando lo acompañes con la voluntad conciente de erradicarlo. La continuación de este tema se me ha demorado por motivos varios, pero si me gustaría que estuvieras atento a lo que tengo que decir al respecto en la próxima entrega...Nadie dijo que era fácil pero es un paso más a la reflexión de lo importante que es, hacerlo conciente en nuestras vidas, por lo general creemos firmemente que eso no tiene nada que ver con nosotros y decimos: ¿resentimientos yo? JAMAS, y cuando buscamos profundamente, caemos en la realidad que negabamos.