Documento sin título
www.escondiendolanoticia.com
 
 
 
Inicio
Nacionales
Internacionales
Más noticias
Opinión
Descargas
Contacto
 
Radio Online
 
DESCARGAS
LEYES
PROGRAMAS
 
La Causa Mental de
Las Enfermedades
LA LISTA
 
 
 
Recordando a Mafalda
 
 
Publicidad
 
 
 
 
 
Encuestas y liderazgo

Compartir
C.L.C. Laboratorios
Control de Laboratorios Clínicos
DESCARGUE GRATIS
El más moderno e intuitivo sistema informático para el control de laboratorios clínicos.
www.controllaboratorio.com
Notitarde - Venezuela
14/10/2009
Domingo Alfonso Bacalao

La lectura de las últimas encuestas nacionales debe inspirar un sano optimismo con respecto al futuro democrático del país. Sin embargo, el escueto hecho, de muy poco serviría si quienes deben interpretarlo, en el caso concreto que nos ocupa los diversos sectores opositores al gobierno, no prestan atención a las correcciones que con suma urgencia está exigiendo un pueblo inquieto por el rumbo de la nación.

La toma de conciencia de las grandes mayorías advierte con claridad la inmensa gravedad de los problemas que nos amenazan y entienden que un liderazgo responsable está llamado a crear las mejores condiciones para generar las respuestas más pertinentes sobre el asunto.

La unidad es el tema que agita con más frecuencia la preocupación de los múltiples factores disidentes. Mucho se ha logrado en esta perspectiva, pero aun se aprecia la debilidad de una política que no acaba de cuajar sólidamente. La mesa unitaria fue un extraordinario avance, no obstante muchas dificultades nublan todavía un camino que debe ser desembarazado totalmente de obstáculos. Nadie ubicado en el campo democrático puede darse el lujo de ignorar el vértigo existencial que embarga a una república al borde de perder su condición de pueblo libre, independiente y soberano.

Desde lo más hondo de esa angustia la sociedad civil reclama a sus líderes la compostura adecuada para afrontar las insistentes contrariedades que la acechan. Esta alarma cierta que nos invade como pueblo debe ser debatida ampliamente en una etapa en que se persigue la conformación de una consistente base unitaria útil y sólida, para dar la gran batalla en defensa de la democracia y la estructuración en los años próximos de unas instituciones que respondan a una visión progresista de la sociedad y del Estado, inspiradas en la justicia social y en una profunda inclusión humana.

Los egoísmos y las pequeñeces continúan desafiando hasta el sentido común, que aconseja una amplitud de miras destinadas a lograr el mayor esfuerzo en la construcción de un mensaje y una estrategia dirigida a elevar la fe y las esperanzas del país. Por ello, debemos estar atentos para que intereses marginales y accesorios no empañen lo que es una preocupación y un deseo vehemente de un conglomerado social turbado por la situación actual cada vez más compleja que dificulta el generoso entendimiento de todas las fuerzas sociales y políticas, así como las individualidades enfrentadas al régimen.

Desde nuestra perspectiva, creemos conveniente la critica oportuna a los desatinos y caídas en este campo, pero sin los excesos que puedan dejar hondas heridas difíciles de curar en el transcurso de una ruta necesariamente encaminada hacia el entendimiento y el destino común.

Esta oposición democrática, en muchas ocasiones errática e inconsecuente con los altos intereses del país, y sobre la cual algunos críticos se afincan de manera inmisericorde es, empero, la que ha servido de muro de contención a los abusos y arbitrariedades del gobierno, y esto no se lo pueden regatear ni sus más obcecados enemigos. Hay en su seno, y debemos afirmarlo tajantemente, valiosas cifras jóvenes que servirán en el porvenir cercano para refrescar la política nacional y darle a su orientación y contenido el basamento ideológico e intelectual por largo tiempo esperado. De manera que, así como enjuiciamos duramente algunos de los errores de la acción política opositora, reconozcamos de la misma forma los avances, a veces modestos y vacilantes, que se observan en el terreno de la disidencia.

De nuevo ante importantes eventos -las próximas elecciones parlamentarias- los núcleos democráticos están llamados a una reflexión a fondo, centrada en cuestiones capitales, vinculadas al rescate del sistema político en libertad en trance de extinción por el engranaje del autoritarismo totalitario. ¿Estará suficientemente maduro el liderazgo civil y democrático para pesar la significación unitaria de la hora presente?.

 
También te puede interesar
       
"A Obama le falta liderazgo" Liderazgo de Chávez vive fatiga carismática Las encuestas tumban a Ahmadineyad
     
Fuente: Notitarde - Venezuela
Publicidad
 
Crear blog gratis
 
 
Inicio
Nacionales
Internacionales
Más noticias
Opinión
Descargas
Contacto
 

escondiendolanoticia.com Todos los derechos reservados
Reportar a: [email protected]
Publicidad: [email protected]