Documento sin título
www.escondiendolanoticia.com
 
 
 
Inicio
Nacionales
Internacionales
Más noticias
Opinión
Descargas
Contacto
 
Radio Online
 
DESCARGAS
LEYES
PROGRAMAS
 
La Causa Mental de
Las Enfermedades
LA LISTA
 
 
 
Recordando a Mafalda
 
 
Publicidad
 
 
 
 
 
Siempre para después

Compartir
C.L.C. Laboratorios
Control de Laboratorios Clínicos
DESCARGUE GRATIS
El más moderno e intuitivo sistema informático para el control de laboratorios clínicos.
www.controllaboratorio.com
Analítica - Venezuela
13/04/2010
Fernando Luis Egaña

En cualquier semana venezolana abundan las "noticias" gubernativas del siguiente tenor: en 15 meses estará lista la termoeléctrica tal..., en 12 meses se concluirá la refinería cual...., en 10 meses se rehabilitará el hospital equis...., en 5 meses se resolverá el problema zeta...., en 2 meses se adelantará el proyecto ye...., la semana que viene se empezará la obra ene... y así hasta el infinito de las promesas anunciadas, recicladas y perennemente incumplidas.

El inventario gigantesco de los ofrecimientos oficiales más bien parece una morgue de palabras empeñadas, y ello por la sencilla razón de que la "revolución virtual" luce de lo más vistosa en Aló Presidente y las cadenas consuetudinarias, pero la "revolución real" resulta una pesado aparataje tan consumado en gastar billones como en producir regresión y deterioro en prácticamente todos los órdenes de la gestión administrativa del Estado venezolano.

Entre la colocación de la primera piedra de la ciudad de Brasilia y su inauguración formal, mediaron 44 meses. Menos de los que lleva la recuperación de la quemada Torre Este de Parque Central, y casi el mismo tiempo en que dos alcaldes rojo-rojitos han "tratado" de parapetear el plan Bus-Caracas, sin que aún se le vea el queso a la tostada.

Igual consideración se podría hacer para la limpieza del Guaire, o la "nueva" siderúrgica de Guayana, o el quimérico puente-tunel del Lago de Maracaibo, o la fábrica de computadoras chinas, o la ensambladora de camiones iraníes, o el centro aero-espacial del eje Orinoco-Apure, o el interminable rosario de ofertas prestas a iniciarse que, por lo general, nunca pasan del "show fundacional".

Y el consabido "ya estamos empezando y pronto se verán los resultados" no sólo se refiere a obras físicas sino también a planes de seguridad, o al control del dólar paralelo, o a iniciativas deportivas, o a proyectos culturales y educativos, o a cualquier cosa que suponga el mejoramiento afirmativo y sustentable de la calidad de vida del conjunto de la población.

Eso sí, hay algunas tareas en las cuales deslumbra la eficacia revolucionaria: la persecución de los críticos, la hegemonía comunicacional, el control férreo de los poderes públicos, la cubanización estatal, la compra de armas, y en todo aquello que implique el reforzamiento del poder por las malas o las peores. En estos dominios no hay bochinche ni incuria, y los engranajes operan con precisión relojera.

En todo lo demás, es decir en lo que debería ser la acción del Estado constitucional, priva el patrón del "siempre para después". Y ya no hay excusa ni pretexto válido para justificar tamaña negligencia con el pueblo venezolano, mucho más interesado en tener luz, agua, seguridad, abastecimiento, empleo, salud y educación, que en la auto-apología delirante de una satrapía cuyo interés primordial es continuar enseñoreada sobre la nación.

 
También te puede interesar
       
La Vecindad de El Chavo, 40 años después Siempre es importante escuchar a la gente Venezolanos siempre, comunistas nunca
     
Fuente: Analítica - Venezuela
Publicidad
 
Crear blog gratis
 
 
Inicio
Nacionales
Internacionales
Más noticias
Opinión
Descargas
Contacto
 

escondiendolanoticia.com Todos los derechos reservados
Reportar a: [email protected]
Publicidad: [email protected]