Documento sin título Documento sin título
Para estos tiempos



La mayor revolución de nuestra generación es el descubrimiento de que los seres humanos, al cambiar sus actitudes mentales internas, pueden cambiar el aspecto externo de sus vidas.

 


William James

“El éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos días tras día. Si van todos los días a un árbol muy grande y le dan cinco hachazos muy fuertes, eventualmente, por grande que sea el árbol, tendrá que caer”

Exceda las expectativas

¿Es usted alguien que se propone de manera consistente recorrer esa milla adicional y exceder rutinariamente sus promesas? No es algo frecuente en estos días, pero es el distintivo de quienes logran grandes cosas, de quienes saben que superar las expectativas le ayuda a destacarse entre la multitud. Casi por la fuerza de la costumbre, las personas que alcanzan el éxito simplemente se exigen más.

Si realmente quiere sobresalir en su profesión u oficio, dé más de lo que se le pida, dé siempre algo adicional, algo que nadie espera.

Sálgase del club de los pesimistas… y rodéese de personas de éxito.

Busque conocer y permanecer en presencia de gente extraordinaria. Contágiese de los temas que tratan, conozca sus sueños, analice cómo hacen lo que hacen. Seguro algo bueno se le pega, y eso probablemente lo haga cambiar y mejorar.

Evite las personas tóxicas

Es bueno hacerlo a toda costa. Será mucho mejor para usted estar solo por algún tiempo que estar acompañado por personas que le impiden avanzar por su mentalidad de victimas y sus normas mediocres.

Haga un esfuerzo consciente de rodearse de personas positivas, que le aporten algo y que lo ayuden a llegar más alto, personas que tengan fe en usted y lo animen a perseguir sus sueños, que aplaudan sus victorias. Rodéese de personas visionarias, idealistas que piensen en posibilidades.

Enfrente lo que no funcione

Nuestras vidas sólo mejoran cuando nos arriesgamos. El primero y más difícil de todos los riesgos que podemos tomar es el de ser francos con nosotros mismos.

Para tener más éxito, hay que salir de la negación y enfrentar lo que no esté funcionando en su vida. ¿Ignora el grado de hostilidad y toxicidad en su entorno de trabajo? ¿Inventa excusas para su mal matrimonio? ¿Niega su falta de energía, su exceso de peso, su mala salud o el bajo nivel de su estado físico? ¿Pospone el tener que enfrentarse  a un empleado cuyo rendimiento está por debajo de la norma?

Las personas de éxito hacen caso a las señales de alerta y toman medidas necesarias, por incómodo o desafiantes que sean. Las buenas noticias son que entre más se decida a enfrentar las situaciones incomodas, más fácil le resultará.

Una vez que se enfrente a algo que no funciona, la próxima vez que tenga el menor indicio de que algo no anda bien, es probable que se decida a actuar de inmediato.

Haga una lista de lo que no funciona en su vida. Pregunte: ¿Qué no funciona? ¿Qué puedo pedir? ¿Qué necesitan de mí? ¿Cómo puedo ayudar?

Perdone y siga avanzando

Mientras no perdone lo que sea a quien quiera que sea, eso ocupará espacio en su mente que podría utilizar para algo más. La ira, el resentimiento y el deseo de venganza pueden restar energía valiosa para hacer lo necesario en alcanzar una meta positiva.

Cuando perdona, se vuelve a ubicar en el presente, donde le pueden ocurrir cosas buenas, y donde puede actuar para crear ganancias futuras. Si permanece atado al pasado, estará desperdiciando valiosa energía y perdiendo la fuerza que requiere para seguir forjando lo que desea lograr.

Comparto una afirmación, que puede usar tantas veces le sea necesario para perdonar:

Me libero de todas las demandas y todos los juicios que me han limitado hasta ahora.
Me permito salir libre, vivir con alegría, amor y paz.
Me permito crear relaciones que me satisfagan, alcanzar el éxito en mi vida, experimentar placer y saber que valgo y merezco tener lo que deseo.

Ahora, ya libre, emprendo ese proceso. Libero a los demás de cualesquiera de las demandas y expectativas que les haya exigido. Decido ser libre.
Permito que los demás sean libres. Me perdono y los perdono. Y así es.

Finalizo con un ejemplo, sobre el cual  podemos reflexionar y tomar como ejemplo en nuestra vida. En  1972, se otorgó Premio Pulitzer por una fotografía de una joven vietnamita, con los brazos extendidos en actitud de terror y dolor, que corría desnuda gritando, huyendo de su pueblo, que acababa de ser bombardeado con napalm (gasolina gelatinosa usada como arma) durante la guerra de Vietnam. Esa fotografía se reprodujo miles de veces alrededor del mundo.

Ese día,  Phan Thi Kim Psuc sufrió quemaduras de tercer grado en más de la mitad de su cuerpo. Después de 17 cirugías y catorce meses de dolorosa rehabilitación, Kim sobrevivió milagrosamente. Superando su doloroso pasado mediante un proceso de perdón, es ahora ciudadana canadiense, embajadora de buena voluntad para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura (UNESCO) y fundadora de la Fundación Kim que ayuda a las víctimas inocentes de guerras.

Todos los que la han conocido hablan de la sorprendente paz que irradia.



Mundo laboral
Terapeuta emocional
Grafologia
Cuando muere un hijo
Salud total
Blos deportivo

Enviarle este artículo a un amigo

Tu nombre
Tu correo No se publicará
Correo amigo (s)
 

Deja aquí tu comentario

Tu nombre
Tu correo No se publicará
Comentario
 
Visita nuestra página principal en
www.escondiendolanoticia.com
 
Documento sin título
2  Comentarios - Leido 5610 veces

Estimado usuario:
Para comunicarte directamente con el autor o autora de este escrito, te sugerimos utilices el link (vínculo) "Fuente" que se encuentra al final de cada escrito, ya que Noticia-Venezuela.com no tiene un vínculo directo con todos los autores de los mismos.
Si deseas que publiquemos un artículo de tu autoría, puedes enviarlo a: [email protected]

faride   2008-09-22
marabilloso interesante espero continue enviandolos grscias


Mara   2008-10-07
Muy bueno este artículo, siempre los leo.


Visita nuestra página principal en
www.escondiendolanoticia.com