Documento sin título Documento sin título
¡Pida! ¡Pida! ¡Pida!
y rechace el rechazo
"Tiene que pedir, En mi opinión, pedir es el secreto más potente y más olvidado para alcanzar el éxito y la felicidad”

Percy Ross

La historia está llena de increíbles relatos de logros y hazañas, sólo por el simple acto de pedir. Pero, a pesar de ser tan fácil, es asombroso la cantidad de gente que le da miedo hacerlo.
¿Por qué tanto miedo pedir?. Son muchas las cosas que la mayoría teme, como ser considerados indigentes, que los crean locos y parecer tontos. Sin embargo, el mayor temor es enfrentar el rechazo. Temen oír la palabra no.
Lo triste es que se están rechazando ellos mismos de antemano. Se están diciendo ellos mismos que no, antes de que otro haya tenido la oportunidad de hacerlo. Nunca suponga que la respuesta sea un “NO”. Atrévase a pedir lo que necesite y lo que quiera. Si le dicen que no, no estará en situación peor que cuando empezó. Si le dicen que si, estará en una situación mucho mejor. Sólo por estar dispuesto a preguntar, puede obtener un aumento de sueldo, una donación, un descuento, una muestra gratis, una cita para salir, una fecha de entrega más conveniente, una prórroga, un beso, etc.…
A continuación compartiré cinco pequeñas recomendaciones, tomadas de Mark Victor (El Factor de Aladino), para pedir lo que sea en su vida.

1) Pida como si esperara recibir. Pida con una expectativa positiva. Pida como si ya se lo hubieran dado. Es un trato hecho. Pida como si esperara un si por respuesta.

2) Suponga que puede. No empiece con la suposición que no lo va a obtener. Si va a suponer, suponga que puede conseguir una mejora. Nunca suponga en contra suya.

3) Pídale a quien esté en capacidad de darle lo que usted quiere. Califique a la persona. “¿Con quién tendría que hablar para conseguir…?” “¿Quién está autorizado para tomar una decisión acerca de…?”

4) Sea claro y específico. Cuando se trate de dinero, no diga “Deseo un aumento”, diga puntualmente cuánto desea.

Veamos otro ejemplo para que quede más claro y específico. Cuando se trata de una solicitud relacionada con una conducta, diga exacta qué quiere que la otra persona haga. No diga: quiero más ayuda en el trabajo de la casa. Diga: quiero que me ayudes a lavar los platos todas las noches después de la comida y que saques la basura los lunes, miércoles y viernes por la noche.

5) Pide en forma repetitiva. Nunca se de por vencido. Acostúmbrese a la idea de que va a encontrar muchos rechazos en su camino al premio final. Cuando alguien diga no, siga pidiendo. ¿Por qué? Porque cuando usted sigue pidiendo, aun a la misma persona, una y otra vez, es posible que en un momento obtenga un sí…

Otro día, cuando esa persona esté de buen humor, cuando usted tenga nuevos datos que mostrar, cuando las circunstancias sean otras, cuando usted haya establecido una mejor relación con esa persona, cuando la persona le tenga mayor confianza.
Es posible que los niños entiendan mejor que cualquiera este principio. Piden lo mismo a la misma persona una y otra vez sin vacilar. Eventualmente esa persona se rinde por cansancio.
Empiece a pedir hoy mismo. Tómese el tiempo de hacer una lista de las cosas que quiere y que no pide en su casa, en la universidad, escuela o en el trabajo. Escriba frente a cada una lo que le impide pedirle. ¿Qué teme? Luego, escriba lo que le cuesta no pedirla. A continuación escriba las ventajas que obtendrá si la pidiera.

Cuando pida algo a alguien, recuerde lo siguiente “Unos si, unos nos, qué importa, alguien será”. Algunos dirán que si, otros que no. “qué importa” alguien en algún sitio lo espera a usted y a sus ideas. “Lo que uno quiere lo quiere a uno”. Sólo hay que permanecer en el juego lo suficiente para que, eventualmente, obtenga un si.

Sólo diga, el siguiente… Hágase la idea de que va a encontrar muchos rechazos en su trayectoria hacia el anillo de oro. El secreto está en no darse por vencido. Cuando alguien le diga no, usted dirá: “El siguiente”. Cuando el coronel Harlan Sanders salió de su casa con su olla a presión y su receta especial para preparar pollo frito al estilo sureño, recibió más de 300 rechazos antes de encontrar a alguien que creyera en su sueño. Debido a que rechazó el rechazo más de 300 veces hay ahora 11.000 restaurantes KFC en 80 países del mundo, incluyendo a Venezuela.

Cuando Alexander Grahgam Bell ofreció los derechos del teléfono por $100.000 a Carl Orton, presidente de Western Unión, Orton le contesto: “¿Qué podría hacer esta compañía con un juguete electrónico?”. Todos los que han llegado a la cima han tenido que soportar rechazos. Sólo tiene que aceptar que no son nada personal, siga haciéndolo, concéntrese, respete la ética, y verá las cosas buenas pasar en su vida.



FuenteJorge Bucay
Mundo laboral
Terapeuta emocional
Grafologia
Cuando muere un hijo
Salud total
Blos deportivo

Enviarle este artículo a un amigo

Tu nombre
Tu correo No se publicará
Correo amigo (s)
 

Deja aquí tu comentario

Tu nombre
Tu correo No se publicará
Comentario
 
Visita nuestra página principal en
www.escondiendolanoticia.com
 
Documento sin título
2  Comentarios - Leido 6108 veces

Joaquin Sampaio Ysbhet   2008-09-04
Este escrito es muy bueno. Yo le agregaría algo más:Pide a DIOS con fe,que siempre te concederá todo.


Mara   2008-09-13
Tienes tanta razón en lo que dices, es tan natural y no lo hacemos, en ocasiones ni siquiera pedimos ayuda ¡imagínate tu¡ solamente hay que observar a los niños y cómo logran lo que desean, piden y piden hasta que alguien dice que si, como tamb


Visita nuestra página principal en
www.escondiendolanoticia.com