Documento sin título Documento sin título
Reprogramación



"Para fluir con el sistema de la vida es preciso comprender que el subconsciente es como un ordenador: basura que entra, basura que sale. Si introduces pensamientos negativos, salen experiencias negativas. Si, lleva tiempo y práctica aprender las nuevas formas de pensar. Ten paciencia contigo mismo.”

 


Louise L. Hay

Nuestros pensamientos se van acumulando, y de la forma más inesperada reaparece en la superficie algún viejo pensamiento. Cuando estamos en el proceso de reprogramación de nuestra mente es normal y natural que avancemos un poco, retrocedamos otro poco y volvamos a avanzar otro poquito. Esto forma parte de la práctica. No creo que haya ningún oficio,  arte o técnica que se pueda aprender completo, al cien por ciento, en veinte minutos.

¿Recuerdas cuando comenzaste a aprender a usar un ordenador? ¿Recuerdas lo frustrante que era? Requería práctica. Antes que nada, necesitabas aprender cómo funcionaba, sus leyes y sistemas. A mi primer ordenador le puse por nombre la Dama mágica, porque cuando aprendí sus reglas me entregaba cosas que a mí se me antojaban mágicas. Sin embargo, cuando estaba aprendiendo, la forma que tenia de indicarme que me había despistado o había seguido una dirección equivocada, era devorar páginas y páginas de trabajo que yo tenia que volver a hacer. Todos esos errores me enseñaron a fluir con el sistema.

Para fluir con el sistema de la vida es preciso comprender que el subconsciente es como un ordenador: basura que entra, basura que sale. Si introduces pensamientos negativos, salen experiencias negativas. Si, lleva tiempo y práctica aprender las nuevas formas de pensar. Ten paciencia contigo mismo. Cuando estés aprendiendo algo nuevo y vuelvan las antiguas pautas, ¿dirás: “pero, vamos, será que no he aprendido nada”?, ¿o dirás: “Muy bien, de acuerdo, lo probaré otra vez de la forma nueva”?

O también, digamos que has arreglado un asunto y crees que ya no tendrás que ocuparte de ello nunca más. ¿Cómo sabes que realmente lo has solucionado si no te pones a prueba? Así pues, haz reaparecer la vieja situación una vez más y observa tu reacción ante ella. Si inmediatamente reaccionas según  la antigua pauta, entonces sabrás que aún no has aprendido bien esa lección y que necesitas ejercitarte un poco más. Eso es lo que quiere decir.
Comprende que se trata de una pequeña prueba para ver hasta dónde has llegado. Si repites tus afirmaciones, tus nuevas declaraciones sobre ti mismo, entonces se te ofrecerá la  oportunidad de reaccionar de diferente modo. Ya se trate de un problema de salud, económico o de relación, si reaccionas de forma nueva a la situación, entonces estarás en camino para dedicarte a otra cosa, a otros aspectos de tu vida.

Recuerda también que vamos trabajando por capas, una capa cada vez. Es posible que llegues a una planicie y pienses “¡Lo he conseguido!”, pero que luego surja algún viejo asunto y te haga daño, o te enfermes y no logres ponerte bien durante un tiempo. Tienes que buscar entonces a ver qué creencia hay bajo la superficie. Puede significar que hay más trabajo por hacer porque vas a pasar a la siguiente capa, más profunda.

Nunca pienses que “no eres suficientemente capaz” porque algo que has trabajado por eliminar vuelve a aparecer. Cuando descubrí que yo no era una “mala persona” por el hecho de volver a enfrentarme con un antiguo problema, se me hizo muchísimo más fácil continuar avanzando. Aprendí a decirme: “Louise, lo hace muy bien. Fíjate lo lejos que has llegado. Sólo necesitas más práctica. Y te amo”.

Una de las formas de permitir que se despliegue positiva y sanamente el proceso de la vida es declarar nuestras propias verdades personales. Escoge mantenerte alejado de las creencias limitadoras que te han estado negando los beneficios que tanto deseas.
Declara que tus pautas de pensamiento negativo quedarán borradas de tu mente. Libera y deja marchar tus temores y cargas.

Hace ya bastante tiempo que llevo creyendo las siguientes ideas y me han dado resultado:

  • Todo lo que necesito saber se me revela
  • Todo lo que necesito viene a mí en el lugar y momento perfectos.
  • La vida está llena de alegría y amor
  • Soy una persona que ama, digna de amor y amada.
  • Estoy sana y rebosante de energía.
  • Dondequiera que voy encuentro prosperidad.
  • Estoy dispuesta a cambiar y a crecer.
  • Todo está bien en mi mundo.

Tanto como puedo, considero la vida como una experiencia maravillosa y dichosa. Me siento segura y a salvo y he hecho de esto una ley personal.



FuenteLouise L. Hay
Mundo laboral
Terapeuta emocional
Grafologia
Cuando muere un hijo
Internet Autopista Infinita
Salud total
Blos deportivo

Enviarle este artículo a un amigo

Tu nombre
Tu correo No se publicará
Correo amigo (s)
 

Deja aquí tu comentario

Tu nombre
Tu correo No se publicará
Comentario
 
Visita nuestra página principal en
www.escondiendolanoticia.com
 
Documento sin título
1  Comentarios - Leido 11339 veces

Dorothy   2011-03-06
quisiera más pautas para borrar lo negativo de nuestra vida y reprogramar el subconciente.


Visita nuestra página principal en
www.escondiendolanoticia.com