Documento sin título Documento sin título

SUELTA ESE BACALAO

Hoy por hoy, es preciso comprender que cada uno de nosotros es un ser único, es su propio universo, que en nuestra mente, con las programaciones que traemos de la infancia, de la escuela, la familia , la sociedad y las autosugestiones, vamos edificando la vida personal, porque todo depende de cómo nos visionemos, de cómo deseemos vivir y sentirnos, pues el camino está frente a nosotros, y sabemos que no es fácil, pero lo debemos transitar, dado que este es el momento que nos corresponde, y no otro.
Expresión muy venezolana, indicadora de desprendimiento de algo o de alguien.  Utilizada en el lenguaje coloquial, pero muy acertada en su intención, porque hay seres humanos que pasan su vida cargando un peso,  una actitud de pesimismo, o unos obsoletos paradigmas y no se atreven a soltarlos.

No obstante, todo hecho que le ocurre a una persona, debe ser considerado como parte de su crecimiento, de su experiencia, de ese aprender que nunca termina. Jamás debemos pensar, ni cuestionarnos de por qué nos sucede tal o cual cosa, simplemente aceptemos que así es la vida, y asumamos la actitud idónea para enfrentar esos escollos, y seguir para adelante con más vigor.

Hoy por hoy, es preciso comprender que cada uno de nosotros es un ser único, es su propio universo, que en nuestra mente, con las programaciones que traemos de la infancia, de la escuela, la familia , la sociedad y las autosugestiones, vamos edificando la vida personal, porque todo depende de cómo nos visionemos, de cómo deseemos vivir y sentirnos, pues el camino está frente a nosotros, y sabemos que no es fácil, pero lo debemos transitar, dado que este es el momento que nos corresponde, y no otro.

Ahora bien, ese andar, obviamente, va a depender de cómo lo enfoquemos, la disposición para iniciar el recorrido, la motivación y las fuerza para levantarnos todas las veces que sea necesario, ya que la velocidad de la vida no da tiempo para detenernos a lamentarnos, a culpar a otros de las desdichas propias. Por el contrario, es una necesidad acoplarnos al ritmo de la gente que sí sabe para donde va, que ya ha establecido su bitácora para llegar al éxito.
Esa gente que ante cada vicisitud, arremete con más vigor e ímpetu, aquellos que saben que la práctica hace ducho al maestro, que cada caída es un indicador del camino cierto.

Lamentablemente, la gran mayoría de nosotros, no tuvo una orientación de futuro, una ubicación existencial, debido a que desde niños nuestro mundo estaba circundado por el ambiente y el círculo de acción de las personas con las cuales crecimos y, tal vez, nuestros padres carecía sistemáticamente de esos cocimientos, pero tampoco los podemos culpar, pues no se puede dar lo que no se tiene. Nadie despierta a otro, cada cual se busca a sí mismo, cada uno sabe acerca de sus sueños y querencias. Conoce lo que siente y dibuja su horizonte.

Mas hoy, con la tecnología, la globalización y el fabuloso mundo del Internet, existen muchas herramientas para crecer, para obtener información acerca de cómo modificar nuestra actitud, de cómo ser seres de excelencia y disfrutar del intervalo de vida que Dios nos permita, de cómo ver los problemas como situaciones o retos que debemos solventar, puesto que así también se mide la competencia de un ser humano. Los momentos difíciles nos prueban, y si nos abocamos a buscar una nueva respuesta, indudablemente encontraremos esa luz. Todos los seres que han pasado por este planeta, tuvieron su cuota de aprendizaje y de enseñanza, porque para ellos las cosas tampoco fueron fáciles.

En efecto, existe una negativa tendencia a creer que sólo a nosotros nos suceden cosas adversas, y eso no es así, pues todo depende del cristal con el que se miren y la concepción que tengamos acerca de lo que es nefasto y lo que es felicidad. Todo eso va a estar sujeto a nuestros íntimo ser y a la
calidad de los pensamientos. Siempre nos ocurren cosas bellas y positivas en nuestro alrededor, pero no las apreciamos, porque damos mayor importancia a aquellas que no son favorables, y cuando un hecho negativo es magnificado en nuestras mentes, esta situación se crece y nos atrapa, y lo más triste es que fuimos nosotros mismos sus creadores.

En verdad, cuando se conciencia que nuestra estadía en esta vida es muy breve, que las lamentaciones y las quejas ya molestan a las personas que nos rodean, que la gente de logros, quiere juntarse con gente positiva, con personas que tengan a flor de labios resultados y una nueva respuesta, que no sirve de nada culpar a otros de las situaciones que nos puedan ocurrir, es entonces y sólo entonces, cuando soltaremos el bacalao que por años hemos cargado en nuestras espaldas y sentiremos un verdadero alivio y mayor entusiasmo por continuar.

Si, soltemos ese bacalao, reconozcamos que somos todos seres dotados de una inteligencia, que nos permite discernir, tener criterio propio, reconocer que somos eternos estudiantes de la vida.





Mundo laboral
Grafologia
Salud total
Enviar a un amigo
Envía tu comentario

Visita hoy

www.ReflexionesParaCrecer.com

Visita nuestra página principal en
www.escondiendolanoticia.com
 
Documento sin título
5  Comentarios - Leido 3959 veces

Estimado usuario:
Para comunicarte directamente con el autor o autora de este escrito, te sugerimos utilices el link (vínculo) "Fuente" que se encuentra al final de cada escrito, ya que Noticia-Venezuela.com no tiene un vínculo directo con todos los autores de los mismos.
Si deseas que publiquemos un artículo de tu autoría, puedes enviarlo a: [email protected]

Andrea   2010-03-17
Excelente articulo, mucha gente anda con bacalaos y no vive


otto zapata   2010-03-17
FELICITACIONES, POR ESTE ARTICULO


ysbelin guzman   2010-03-19
parece curioso el titulo, pero es la pura verdad. Hay gente que vive cargando una cruz


Miguel torres p.   2010-03-19
excelente. leo y vuelvo a leer esta lectura y cada vez que lo hago me dice algo nuevo y siempre es para bien. ojala ayude a tanta gente como me a ayudado a mi


marco barboza   2010-12-15
muy bueno.los felicito


Visita nuestra página principal en
www.escondiendolanoticia.com